No hay nada más viejo que el diario de ayer

Así que el asunto ese de los copagos de las clínicas eran todos mentiras. Escuché en la radio que la información de los diarios de ayer era falsa: que los copagos nunca se cobraron y que por lo tanto sería un poco difícil dejar de cobrar lo que no se estaba cobrando o algo así. En realidiad no se muy  bien de que se trata el tema ni tanto me interesa, ya que lo que escuché tampoco me parece del todo cierto pero eso se debe probablemente a que me estoy levantando antes del despertar. Esto fue sólo un detonante, que hay un puma suelto en Olivos, que ahora una serpiente, que se le escapó el gato al presidente ruso, que había un submarino ruso en las costas patagónicas, que un sobre con tiza era antrax y que después un funcionario de salud dijo que el ministro le dijo que lo diijera, que presentan una demanda contra el país… pero al rato resulta que no es una demanda sino una denuncia  y que finalmente no es una denuncia sino una pataleta que va quedar en la nada, que una explosión de gas hizo que los paisanos vean meteoros, que Axel Rose quemó una bandera Argentina, que no se van a vender autos y luego se bate records de patentamientos, que no va a haber manzanas porque nadie quiere ir a recolectarla, que el dólar se va a ir a nosecuánto, que la había amenazado diciéndole: “te voy a pegar adonde más te duele” y que no sólo era mentira sino que nadie se retractó, que el ministro tenía los días contados, que íbamos a pagar la deuda externa con las privatizaciones, que “hicimos” más escuelas que todos los gobiernos anteriores mientras cerramos algunos salones de grado, que no faltan medicamentos pero tampoco los tiene el farmacéutico, que la culpa la tiene Santiago Varela mientras ni una pastilla antiácida somos capaces de fabricar, que el gobierno no apoya a las empresas mientras hay institutos que te ayudan en cualquier emprendimiento que sea, que el caballo era blanco, que al presidente no le interesaban los DDHH pero hay videos de cuando caía la dictadura que prueban lo contrario, que vamos  a hace una aeroisla, que vamos a tener tren bala, que la estratósfera, que la pista del jet es para exportar aceitunas, que vamos a poner una fábrica de huevos, que hay un informe negativo del FMI que luego sale a desmentir porque olía a operación de prensa, que te vas a quedar sin aliento y figurate yo que estaba comiendo una manzana, que se le cayó una manzana en la cabeza, que creían que la tierra era redonda ( 😛 ), que antes del incendio el intendente tuvo una discusión con el sindicato cuando el conflicto era con los concejales opositores y había sido seis meses antes, que allanaron la casa del ministro y resulta que no, que era al inquilino ah, pero la causa si lo involucra.. pero también ( otro resulta) el inquilino ya no vivía más y un representante se encargaba de unas cuentas… entonces no iban a encontrar nada pero para qué hicieron ese allanamiento si ya sabían que no había nada, entonces el juez… bue!
Hace un tiempo que sucede esto, lo de levantarme dormido y lo de los diarios que dicen una cosa y al otro día dicen otra. Siempre sucedió  pero el problema es que viene pasando cada vez más seguido. Un comunicado que no existió y que al otro día nos enteramos que sí existió y etc… no hace falta indagar hacia atrás, creo que esto se va a ver en el día a día de nuestro ‘periodismo’.
En la radio siempre decíamos que “no hay nada más viejo que el diario de ayer”. Esto se convirtió en un anacrosnimo, con la ayuda de internet o no, de las 24 horas de noticias, lo que sea. Ahora decimos: no hay nada más viejo que el diario de esta mañana.
Ahora parece ser más que interesante leer el diario de ayer y ver que cosa de lo que se dijo fueron mentiras o verdades engañosas, provengan del gobierno o de los mismos diarios. Los medios o los gobiernos dos sinarquías cuyos objetivos son hacer guita, y nosotros, como bien boludos que somos, tomamos parte por unos o por otros.

Anuncios