Asalto al Barolo

Hubo un asalto, desvalijaron varias oficinas. Yo me pregunto por  qué las oficinas tienen valijas… pero no importa. barolo

La semana pasada había escrito esto.

El desayuno

Bajó las escaleras del congreso. Vio los restos y se dio cuenta inmediatamente de que eran parte de un nido.

El animal debería estar cerca, buscando otro lugar para anidar. Debía encontrarlo y robarle los huevos antes que se pudran o maduren. Tomó por avenida de Mayo, esquivó los escombros del palacio Barolo que casi obstruían toda la calle. Lo más seguro era ir por el subte, pero se sentía confiado. Llegó a la nueve de julio, tenía hambre y al pensar en los huevos se le hizo agua la boca. No encontró nada ni en el Cabildo ni en la Rosada. Tomó por diagonal. Venía maravillado mirando al obelisco. Encantado de cómo se conservaba intacto  a pesar de los años. El dinosaurio lo sorprendió por detrás

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s