La revista Lúpin en la sociedad

Update: estaría
 bueno que se
  vayan  anotando
especificando profesión.
Lúpin
Cuantas afirmaciones se encuentran sin un fundamento científico o empírico: podrá un libro cambiar el mundo?
Algún libro nos cambió la vida o ya teníamos un destino relacionado?
La pregunta es si también lo podría hacer una revista.
Mucha gente que en su infancia fue lectora de la revista Lúpin terminó siendo profesional en las áreas de las ciencias o tecnologías. O al menos en services de reparación varios, los arregla tutti del barrio o de la casa.
También los que, nerds o no -ej: abogados-, continuaron con sus hobbies, armando avioncitos o coleccionándolos o lo que sea.
Es raro, e inevitable que los que siguen siendo ‘fans’ de la revista, se regocijan de su profesión argumentando que todo fue consecuencia de esas lecturas de la infancia. Lo repetimos todo el tiempo cada vez que hablamos de la querida revista.

El suple del 78
Me gusta observar.
Muchos de ellos de niños jugaban con revólveres de juguete, o miraban o miran mucha televisión o cine violento
Me pregunto por que no son delincuentes.
Sabemos que no funciona de esa manera. Por eso me parece un poco raro. En realidad, tampoco hay ningún estudio que demuestre lo contrario.
Poray justamente porque venimos harcodeados, cableados, programados genéticamente, lo llevamos en los huesos, a esa cosa de trabajar con todo lo que sea ciencia o sus hijas  y/o nietas, es que de niños, obviamente íbamos a leer esas historietas mechadas con los planitos.
Es lo que creo. No salís ingeniero porque te regalaron un meccano, aunque es probable que te hagas ingeniero si ELEGISTE que te regalaran un meccano.

Somos lo que somos, o somos lo que nos influenció, o somos lo que elegimos que nos influencie.

De todas formas no vamos a parar de decir en público que somos ingenieros, químicos, astrónomos o lo que sea gracias a la revista Lúpin, eso no se negocia.

1) Les dejo un capítulo de nuestro heroico aviador, con unas coincidencias muy extrañas con la serie Lost.

2) Les debo una foto de telescopio que construí con otro lector y fotógrafo que también terminó trabajando en informática
Tapa del N° 1, de 1966
La revista Lúpin salió a la calle en febrero de 1966. Escrita y dibujada por Guillermo Guerrero y Tito Sol, era un emprendimiento de la editorial que tenían junto con Divito, un importante historietista.

A los 20, conmemoran la tapa anterior
Guerrero ya había creado el personaje Lúpin y Divito sugirió ese nombre para la ‘revistucha’ aunque el director era Héctor Sídoli, Dol  o Tito Sol   sus dos seudónimos.

30 “saños” ( para entendidos)
40 Saños

}

El final de Lúpin

Después de fallecer Dol,  Guerrero y sus colaboradores continuaron con el proyecto titulándolo Pinlu, que era otro aviador primo de Lúpin

La tapa de Pinlu N° 1

Este primer número tenía un texto que decía “somos libres” que mucho no me gustó, como que deslizaba alguna clase de resentimiento -aunque probablamente  haya sido una desafortunada redacción. Había habido un poco de tirantez con los herederos de Sídoli pues no les cedieron los derechos para seguir publicando la revista y usar los personajes de Dol.

Y aquí, en este post, de como Lost copió a Lúpin.